Cuidados

El shampoo o champú para tu Labrador Retriever

bañar labrador

Elegir el shampoo o champú para asear a tu perro de raza Labrador Retriever no es algo que debas hacer sin mucha consideración. El perro labrador no es como un bobtail y necesitas un producto liviano, que cuide la piel de tu mascota y deje sus dos capas de pelo, la interna y la externa, no sólo limpias sino también sedosas y brillantes. Aquí veremos algunas consideraciones generales para elegir el champú óptimo para tu querido Labrador, con salud, higiene y seguridad.

Qué champú usar

Aunque se te haya terminado la botella del champú de tu mascota, aunque estés de viaje, o pase lo que pase, el perro (ninguna raza de perro, no sólo el Labrador Retriever) nunca debe utilizar el champú formulado para los humanos. Los productos cosméticos que usamos nosotros están repletos de emolientes, excipientes  y químicos a los que nuestros cuerpos ya están habituados, o que soportan por naturaleza pero la piel y el pelo de los perros, en particular el Labrador Retriever con su doble capa de pelaje, es bien diferente al nuestro. Incluso los champús hipoalergénicos o los indicados para bebés, tan gentiles, puede traer consecuencias indeseables para tu mascota.

A nivel técnico, la principal diferencia no está en el pelo en sí, sino en la piel. Hay una gran diferencia en el pH de ambas pieles: mientras que la nuestra es de carácter ácido (un pH promedio de 5.5), la del perro Labrador Retriever y de la mayoría de los perros es básica o neutra (en valores de 7 a 7.5 en el pH). Tan sólo por ello es que no podemos compartir champú, acondicionador, perfumes, jabones ni otros elementos y productos de cosmética, pues atentarían contra la seguridad y bienestar de su piel, irritándola y poniéndola a riesgo de alergias y reacciones, escozores, picazón y un sinfín de otras malas consecuencias.

Al elegir su champú

A diferencia de los humanos, los caninos sólo requieren de un solo producto para su higiene regular. Aunque puedes mantener, entre los baños húmedos, con champú seco o espuma de limpieza, para la hora de su baño mojado necesitas aplicar un mismo producto para todo su cuerpo.

En el mercado encontrarás muchísimas opciones de productos para el baño de los animales, algunos hipoalergénicos, para pieles sensibles, e incluso para cada tipo de pelaje, lo que resulta por demás conveniente para mascotas con el pelo algo más largo. Si no sabes cuál elegir, consulta al veterinario de confianza para que te asesore sobre qué champú comprar para tu Labrador Retriever y, en lo posible, verifica en la botella que el producto cuente con los certificados que lo avalan como un producto seguro y regulado por el gobierno o las entidades locales.

Opta por un producto de buena calidad, sin dejarte llevar por su precio o los coloridos de su envase. Puedes comprar al por mayor, si prefieres, pero asegúrate de mantener el envase en un sitio más bien fresco y lejos del sol y la humedad (no lo dejes en la ducha ni en el cuarto de baño, ¡pues el aseo húmedo de tu perro Labrado Retriever es con considerable menor frecuencia que tus propios aseos!). Verifica que el perro tolere bien el champú, haciendo una prueba de alergia o sensibilidad (aplica una gota en una patita y espera 24 horas antes de usar en todo su cuerpo), y asegúrate de aplicarlo en cantidad suficiente y de enjuagarlo (aclararlo) a la perfección, para que el pelaje y la piel de tu perro Labrador Retriever queden limpios, brillantes y con total salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *