Alimentación

La alimentación para el perro labrador

alimentacion pienso

Elegir entre alimentos precocinados y comida casera puede parecer simple cuando pensamos en la alimentación de humanos, pero en lo que respecta a mantener a nuestra mascota el asunto cambia. Los sacos de alimento seco suele ser la elección habitual, porque un buen pienso nos ayudará a mantener a nuestro perro labrador con óptima salud y belleza, y además resulta muy cómodo para nosotros.

La alimentación del perro labrador es un tema a considerar en detalle. Si bien los alimentos preparados en casa pueden aportar los nutrientes indispensables, lo cierto es que es arduo lograr el balance adecuado de vitaminas, minerales y micronutrientes que acompañen al perro labrador en su desarrollo. Para un mejor crecimiento, el pienso seco es la mejor ayuda con la que puedes contar. El pienso hace más fácil y efectiva la hora de comer, con bocados crocantes que satisfacen al can en la acción del comer al tiempo que permiten un pelaje brillante, huesos fuertes, mejor sentido de visión y audición y, claro, un sistema inmune más resistente contra las enfermedades.

La alimentación más adecuada

El pienso seco debe ser elegido de acuerdo a la etapa de desarrollo de tu mascota. Un cachorro requerirá de más proteínas y nutrientes que faciliten el desarrollo óseo y muscular, mientras que un perro labrador adulto requiere de un delicado balance de vitaminas y minerales que lo mantengan en óptima salud y belleza. Por ejemplo este pienso ha sido específicamente formulado para la raza y la edad adulta.

Estos piensos de calidad son elaborados con cereales integrales y proteínas altamente digestibles (pollo normalmente), poseen aminoácidos esenciales, vegetales (trigo, cebada, zanahorias y guisantes), lo que les da un adecuado balance de fibras y calorías que le darán a tu mascota la energía necesaria para todas las actividades de su día, y otros nutrientes indispensables. El tamaño de los bocados se configura para el tamaño promedio de la cavidad bucal del perro labrador: masticarlo es, así, mucho más confortable y satisfactorio para tu mascota, según su máximo desarrollo físico, a partir de los dos años de edad.

Los piensos tienen muchos beneficios para tu perro labrador adulto:

  • Favorece su salud y funcionamiento orgánico en general.
  • Por su aporte de glucosamina, sulfato de condroitina y ácidos grasos esenciales, colabora en un mejor estado osteoarticular.
  • Fortalece los músculos y el sistema cardiovascular por su contenido de L-Carnitina y taurina.
  • El metabolismo de tu mascota trabajará al máximo de su potencial, previniendo la obesidad –especialmente en perros poco activos o mayores-.
  • Este pienso también colabora en la hidratación de la piel, lo que a su vez le dará a tu perro labrador un pelaje más brillante, sedoso y sensacional, gracias a su aporte de ácidos grasos esenciales omega-3 y -6, y biotina.
  • El aporte de inmunoglobulinas activas y polifenoles naturales, entre otros contenidos en este pienso, refuerza el sistema inmune, la salud intestinal y retrasa el envejecimiento celular, lo que prolongará la vitalidad de tu mascota por muchos más años.

Ahora además puedes buscar en internet muchos sitios donde comprar online sacos de pienso a buen precio. Si tu economía te lo permite no escatimes en la comida de tu fiel amigo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *