Comprar cachorros

La toma de consciencia la adquirir un labrador

Cuando estamos decididos a comprar un labrador debemos ser conscientes que estamos llevando a casa un ser vivo que requerirá de nosotros sumo cuidado, atención veterinaria, una buena alimentación y por supuesto un incondicional amor. Por lo dicho, si van a adquirir un labrador sepan que esta raza necesita de cuidados y controles mensuales que deben llevarse a cabo con el fin de que la mascota tenga una excelente calidad de vida.

El Labrador necesita que le dediquemos un tiempo diario exclusivamente para ellos, puesto que son animales que tienen mucho amor para dar y por ende necesitan recibir de su dueño  y entorno el mismo afecto. Por otro lado es una raza que no es aconsejable tener en casa, si en la familia todos trabajan fuera y el perro debe quedar solo. Si permanecen mucho tiempo sin compañía, se vuelven traviesos y con el tiempo adquieren una ansiedad poco normal puesto que los lleva a la tristeza más profunda.

Este animal tan bello demanda otras actividades como colaborar para que se ejercite a través de caminatas, paseos o corridas debido a que tiene mucha energía. También podemos jugar con él a la pelota, o a otra cosa que el animal indique. Un paseo diario es loa aconsejable para su buen estado físico y emocional.

Cuidado si la casa es abierta porque este travieso animal tiende a escaparse, así que a cerrar todo bien y mantenerlo en un patio amplio para que corra y juegue. Realizar un control veterinario mensual, y llevar al día la libreta de vacunación es un requisito indispensable.

Si les agrada además de tener un amigo fiel, un buen guardián, el Labrador es excelente para esta tarea puesto que siempre se encuentra alerta ante ruidos o personas ajenas que rodeen la casa. No obstante, esta raza no es agresiva. El labrador sólo ha de ladrar ante la presencia de un ajeno, pero como es muy sociable lo puede luego recibir con mucha alegría. Es muy contradictorio pero no debemos dejarnos fiar por su conducta. Sólo sus ladridos nos alertarán.

Otro punto a tener en cuenta es que este animal cambia completamente su pelaje una vez cada año, y por ello es necesario cepillarlo semanalmente con sumo cuidado aplicándole productos recomendados por el médico veterinario.

Cuando llega a casa siendo cachorro necesitaremos paciencia puesto que es muy travieso, le gusta divertirse y suele hacer mucho lío. Es así que debemos día a día enseñarle cuál es su lugar para hacer sus necesidades, cuál es el sitio en donde duerme, en donde come y siempre recompensarlo ante cada buen acto. Este procedimiento demandará paciencia, pero es necesario hacerlo para que sea un perro educado.

Esta raza es ideal para llevar en auto, e ir de vacacione puesto que siempre están dispuestos a pasear y no acarrean problemas. Sepamos que la característica básica de labrador es la de un perro que siempre se muestra muy amable, simpático y por supuesto solicitando caricias y afecto.

Si estamos decididos a comparar un animal de esta raza, antes de hacerlo es aconsejable leer acerca de su historia, de sus cuidados, posibles enfermedades, alimentación, su carácter y en el momento de la compra estar muy seguros de adquirirlo ya vacunado durante sus primeros días, y saber bien si proviene de un lugar seguro y quiénes son sus padres.  Lo aconsejable es comprarlo en un buen criadero, o  lugar de venta de animales en donde nos entreguen todos los papeles con la historia clínica del perro y de su linaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *