Cuidados

La pérdida de pelo en el labrador

perdida de pelo

La pérdida de pelo en el Labrador Retriever es algo bastante habitual, tanto que se considera una característica normal de la raza. Pero no tiene por qué serlo. Si bien todos los animales de manto largo y abultado son propensos a dejar las claras evidencias de la renovación de su cobertura por toda la casa, no debiera ser ni un problema ni algo excesivo, y no debes considerarlo como tal. Mejor es aplicar algunas medidas de prevención y análisis, para darte a tu perro labrador toda la seguridad y la protección que merece.

El cambio normal del pelaje

Al menos dos veces por año, todos los seres vivos con pelo y pelaje hacemos una muda de cobertura, incluso con más regularidad que eso. Imagina que nosotros, los humanos, hemos sufrido una evolución que nos ha quitado la mayor parte del pelo y vello corporal, y aún así dejamos cabellos sueltos en la coladera del baño, en el peine, en la funda de la almohada, en todos lados. Imagínate lo habitual que es, entonces, que un animal que posee el cuerpo completo cubierto de vellos de tamaños considerables vayan haciendo un saludable recambio de las hebras, para tener un manto fuerte, abrigado o refrescante, de acuerdo al clima de la estación del año.

Hay razas que son más propensas a perder pelo por la casa. Las de manto largo y abultado son las principales. Entre ellas, claro, el perro Labrador es un habitual ejemplo de pelos sueltos de manera habitual, pero debes comprender qué es una caída normal del cabello, de una exagerada que puede deberse a una miríada de razones, desde condiciones médicas hasta alergias o piel seca, pasando por estrés, mala alimentación, suciedad y muchas razones más.

Analiza a tu perro labrador

Debes analizar el comportamiento, conducta y la piel de tu perro Labrado, para saber si hay condiciones que justifiquen la caída de pelo de tu mascota. Toma el pelaje y jala suavemente a contrapelo, es decir, hacia la cabeza sin llevarlo hacia afuera, sino en paralelo al cuerpo del animal. Así dejarás expuesta la piel (tanto como puedas), para verificar que no haya descamaciones, suciedad o irritación en la piel, principales causas de la caída exagerada de pelo en el perro Labrador. Si no logras ver la piel del animal, o si lo haces y notas descamación, sequedad, irritación u otros problemas en la piel de tu perro Labrador, programa cuanto antes una cita con el médico veterinario.

La mala alimentación también puede justificar la pérdida de pelo en tu perro Labrador. Si no hay condiciones en la piel que la justifiquen, prueba con cambiar su alimentación por algunos días para notar el resultado, eligiendo piensos secos de la mejor calidad y específicamente formulados para el perro Labrador. A menudo, darle un alimento balanceado o un pienso seco de mejor calidad o específicamente formulado para la raza, resuelve no sólo el problema de la pérdida de pelo en el perro Labrador, sino que también lo deja con más vitalidad, alegría y con un aspecto más brillante y juvenil.

Cuidados para un Labrador que pierde mucho pelo

Cuando no existan problemas médicos, como enfermedades del cuerpo, de la piel, estrés u otros, es tu tarea darle a tu perro Labrador los cuidados que necesita para mejorar su manto y prevenir la caída excesiva del pelo. Los esfuerzos comenzarán por modificar su alimentación, pero también debes asegurarte de bañarlo cada dos a tres meses, a criterio del médico veterinario en relación a su pelaje, al clima y algunos factores más. Debes consultarle la regularidad del baño o bien intercalar baños húmedos con champús secos en polvo, para evitar provocar hongos en la piel y empeorar la condición.

Por otro lado, asegúrate de cepillar el pelo de tu perro Labrador al menos tres veces por semana. Esto ayudará a liberar los pelos que estén sueltos de la piel, evitando que caigan en el sofá, la alfombra o en todos sitos. Si tienes una aspiradora de computadores o del coche, de aspirado suave (no la que usas para limpiar las alfombras, cuya succión es demasiado potente) úsala para retirar el champú seco y al finalizar el cepillado del manto, para aliviar el pelo de tu mascota y prevenir la suciedad en la casa. Así, tu perro Labrador estará saludable, vistoso y brillante, con un pelo a prueba de caídas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *